Templo de la virgen de la Peña de Francia

El pueblo originalmente se llamaba Congregación Peña de Francia y pertenecía al municipio vecino de Chapa de Mota.

El 17 de enero de 1714, la parroquia dejó de formar parte de Chapa de mota, y pasó a ser un ayuntamiento independiente gracias a las gestiones del célebre y sabio cura don Juan Demotio. El Templo de se completó en 40 años y se abrió al culto el 8 de diciembre de 1740, cuando se llevó a cabo el primer bautismo. Domingo Basquez destacó por su trabajo y dedicación en la construcción de este edificio.

Durante mucho tiempo una de las actividades económicas de este lugar fue la extracción de carbón vegetal, la cual se distribuía en esta zona y la Ciudad de México, por lo que a la nueva población también se le llamó en Villanueva del Carbón de Nuestra Señora Santa María de la Peña de Francia.


A lo largo de los años, la construcción ha sufrido numerosas modificaciones sin perder su originalidad, tanto en el interior como en el atrio. De la misma manera, no puede escapar a los estragos del tiempo ni a los efectos de los acontecimientos políticos y las condiciones sociales. La construcción del templo ha sido el eje del progreso y urbanización del pueblo desde sus inicios.

Para la mayoría de nuestros visitantes conocer la parroquia es su primer anhelo pues esperan con ansias la gracia celestial representada por la Virgen de la Peña de Francia; la máxima benevolencia del templo se extiende a todos los puntos cardinales y nos bendice a todos. Los habitantes carbonenses compartimos con nuestros asistentes de otros lugares las bienaventuranzas de nuestra patrona, sin olvidar que extendemos nuestros valores a nuestros hermanos y hermanas, profundos en la bondad, pureza, valentía y gratitud a los creadores de vida.



17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo